Fondo de Maniobra. Primer parámetro para la magia predictiva de las finanzas.

Por lo que estoy descubriendo en la asignatura de Dirección Financiera e instrumentos de financiación internacional del MBA que estoy haciendo, la parte financiera de todas las empresas tienen una doble componente. La primera una parte puramente matemática para la obtención de valores y una segunda parte de ‘magia predictiva’ que te permita conjugar cuantos más valores obtenidos en la primera fase mejor. El objetivo de conjugar los valores es dar con la manera que se pueda conseguir llegar al puerto que quieres llegar pensando en el día a día y reservando gasolina para el próximo viaje.

El primer valor que he descubierto y que da información relevante sobre el viaje de la empresa es el llamando fondo de maniobra.

Desde mi modesto punto de vista yo lo resumiría con la posibilidad de pagar después de cobrar y que esa salida de dinero de la empresa nos sea a un coste lo menor posible, con el coste que da la deuda a largo, evitando quedarnos sin liquidez para afrontar los gastos internos de cada día.

En la asignatura se define fondo de maniobra como el resultado de deducir las partidas del activo circulante (o también llamado activo corriente) las del pasivo circulante (también llamado pasivo exigible a corto plazo) o también lo expresa como la diferencia entre los recursos permanentes (o capitales permanentes) y el inmovilizado neto. Con lo que, el fondo de maniobra refleja el volumen de activo circulante que está financiado por recursos permanentes, entendiéndose beneficioso que el resultado sea positivo.

Un fondo de maniobra positivo, supone que activos a corto plazo están siendo financiados por recursos a largo plazo (a menor coste), lo que significa, en la mayoría de las empresas, una cierta tranquilidad financiera proporcionada por la mayor liquidez del activo circulante frente a la exigibilidad del pasivo a largo plazo.

Por el contrario un fondo de maniobra negativo puede suponer un peligro financiero producido por posibles situaciones de falta de liquidez ante la mayor exigibilidad de la financiación a corto plazo frente a los activos.

En cualquier caso, todo depende del nivel de liquidez, sin pérdida de valor significativo de los activos inmovilizados y del nivel de exigibilidad de los pasivos circulantes (tiempo a que debemos pagar a los proveedores y la financiación)

Por lo tanto, entra en juego la ‘magia predictiva’ sobre los valores calculados en la parte matemática, un fondo maniobra positivo o negativo no supone un indicador absoluto sino que debe relacionarse con la evolución de la actividad del negocio.

Por último, recomiendo ver y hacerse un esquema de los dos siguientes videos donde explican mucho mejor lo que yo he intentado en esta entrada.

Basado en [MiMBA2013].
Asignatura: Dirección financiera e instrumentos de financiación internancional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s